Mercado Estatal

El mercado estatal es un comercio en el que las naciones venden los recursos de su presupuesto a cambio de dinero de estado y compran con ese mismo dinero ofertas de recursos posteadas por otros países. Funciona igual que el mercado de jugadores, salvo por una serie de características:

El vendedor es cualquier parlamentario que consiga aprobar una ley de Vender recursos, donde se indica la oferta deseada. El ministro de economía, monarca o dictador pueden hacerlo inmediatamente, igual que pueden aplicar sobre otra nación una cancelación de las importaciones (dejas de percibir las ofertas de ese estado) o de las exportaciones (el otro estado deja de percibir tus ofertas). Se venden recursos del presupuesto a cambio de dinero estatal.

El comprador únicamente puede ser el líder de nación y el ministro o asesor de economía (con presupuesto estatal) o el gobernador de una autonomía (con presupuesto autonómico) de un estado que no tenga canceladas las exportaciones con el estado de la oferta. La transacción se realiza de forma inmediata en cuanto se acepta la oferta. Se compran los recursos de la oferta a cambio de dinero estatal.

Además:

A la hora de comerciar, las ofertas y demandas son mucho menores, por lo que las fluctuaciones mucho más impredecibles y amplias. Esto sumado a que las ofertas no pueden ser canceladas por el vendedor hacen que la inversión sea algo imposible, o por lo menos inseguro.

Generalmente, el valor del dinero estatal es menor que el de dinero de usuario, por lo que los recursos aparecen más caros que en el mercado. Esta es la principal razón por la que no se debe donar dinero de usuario al presupuesto, porque se devalua.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.